El jardín ideal para tu mascota

Nuestra mascota es un miembro más de la familia, y ellos también quieren disfrutar del jardín tanto o más que nosotros.

¡Para que eso sea posible tienes que tener en cuenta los siguientes tips!

  • Planear rincones para ellos como zonas para juegos, areneros para las necesidades escatológicas, zonas de sombra e incluso sitios con agua para que puedan refrescarse en los días calurosos de verano.
  • Cuidado con las plantas que eliges si tus mascotas tienen la costumbre de comerlas. Busca variedades que suelen ser apetecibles y de crecimiento vasto para que las muerdan sin que sufran ni plantas ni animales.
  • Haz uso de bordillos más altos para evitar que entren en los parterres con plantas más delicadas. Pero ten mucho cuidado con el material que elijas y sobre todo con la altura de los mismos. Bordillos bajos y de acero, por ejemplo, son un auténtico peligro para perros que suelen correr descontrolados.
  • En las zonas que reciben un mayor impacto de los animales, sea por escarbar, por tumbarse encima o por tropiezos durante los juegos, las plantas deben ser de hoja suave, pero resistentes al “maltrato”.
  • Los animales necesitan espacio. Si tienes un jardín de tamaño regular, dales sitio para correr y jugar, como las praderas de césped o de plantas tapizantes. El césped artificial también les encanta, pero solo se aconsejan en zonas con sombra media y que no le dé el sol de lleno en verano, ya que el césped artificial se calienta bastante y puede quemarles las patas (este consejo sirve también para los niños).
  • Si las mascotas ya tienen sus espacios demarcados en el jardín, como caminos al lado de las vallas y sitios donde prefieren hacer sus necesidades, respétalas. No intentes forzar un cambio porque te destrozarán lo que pongas.
  • Una fuente de constante agua fresca pensada para ellos es algo genial para el jardín. Relaja la vista, los oídos y ellos pueden beber y refrescarse.
  • A la hora de plantar nuevas especies en el jardín, elige siempre las de un porte ya bien desarrollado y que no sean tan susceptibles o los golpes.  Utiliza también una plantación masiva, dejando pocos espacios para que puedan meterse entre ellas.
  • Evita zonas con el suelo descubierto, como por ejemplo bajo los árboles y setos. Estos sitios son los favoritos para escarbar, hacer las necesidades y tumbarse. Planta vivaces, ponles gravillas o incluso planta especies como el tomillo rastrero o la lipia.
  • Para las plantas más delicadas prueba ponerlas en el centro de los parterres y lejos del alcance de las mascotas. Y si eso no funciona, siempre puedes ponerlas en macetas. Estas quedan geniales en los jardines y no son de uso exclusivo para las terrazas y balcones. También puedes hacer jardineras elevadas, ya que el juego con volúmenes añade mucho interés al espacio.

No Comments

Leave a Comment